MIRIAM AGUDO
Sobre mí

MIRIAM AGUDO

Mi primera cámara fue una compacta digital que me regalaron mis padres en Navidad cuando tenía dieciséis años. Vi el paquete y rompí el envoltorio con todas mis ganas, no había nada. Sí, en la tienda se les había olvidado meter la cámara. Quién me iba a decir que esa caja sin nada, iba a llenarme de todo. Fue mi compañera durante toda mi adolescencia y, por ello, me han proclamado 'la amiga con más pruebas gráficas de cualquier momento vivido'. 

Cuando terminé el colegio me matriculé en un módulo de imagen y sonido, siempre me había llamado la atención la radio, el vídeo, el olor de los periódicos. Fue ahí cuando la casualidad llamó a mi puerta. El curso en el que realmente me había matriculado era sólo de imagen fotografía analógica. ¿Casualidad o destino? 

Puedo decir que la magia que tiene disparar una fotografía y hacer todo el proceso para llegar a ver la imagen, te hace sentir la fotografía de forma mucho más intensa.

Por eso mismo aquí estoy, para mostrar todo lo que puedo sacar de mí. Conociendo mundo, personas y conociendo(me) lo que mis ojos pueden ser capaces de inmortalizar.

MIRIAM AGUDO